2.5.10

ARTÍFICE DE RAREZAS

Pequeña chica del setenta y seis, bohemia y con acento francés, conocía todas tus facetas, tus secretos y tus tretas.
Eras fortuna y desgracia a la vez, la reina de las noches del noventa y tres. Pero una tarde de otoño abandonaste la Torre Eiffel por un apartamento de alquiler con vistas al Empire State.
Tu ático era un misceláneo de rarezas y emociones. Colgaste una corona a la misantropía en el cabecero de la cama; en la pared, ciento trece fotografías de antes de ayer. Estilo vieja escuela, viviendo en sepia.
Nena, aun seguías siendo la reina. Tú tenías el talento, Nueva York puso el lienzo.

Tu único amigo, un maniquí articulado al que te gustaba apodar Charles Chaplin, aunque su nombre real era Chameleon. Nadie sabe por qué Milcaras cambiaba de peluca cada día, quizá habría que culpar a tu actitud retrógrada por el bisoñé rosa a gusto de hippie.

¿Sabes, princesa? Tengo entendido que te codeabas con artistas de circo, grandes malabaristas de palabras y equilibristas de las calles sobre todo. También conociste a un mago que te hechizó con su truco de cartas, sin embargo, las ilusiones pierden el encanto en cuanto se descubre el ardid.

Cariño, tú podrías haber sido la musa de inspiración del mismísimo Kurt Cobain mientras escribía About A Girl, pues ejercías mayor influencia que The Beatles.

Ahora te has convertido en la antagonista de tu película, tal vez porque la mejor forma de combatir al enemigo es entrenar con él. Desde entonces tú y tu cara oculta os habéis hecho rivales. Esto te llevó a morder la manzana envenenada… fue una pena que resultases inmune a tu propio veneno.
Y ahí sigues, cielo, aguantando el tirón.

Corazón, ya has pasado mucho tiempo escondiéndote; ¿qué ha sido de ti?; ¿qué te has hecho?; ¿no crees que es hora de volver? Tengo que decirte que tu suspense es incluso mejor que el de Hitchcock. Y... ¿lo ves?, nunca has dejado de ser la reina.

2 comentarios:

Smily dijo...

Wow.
Pedazo de entrada.

Sophie dijo...

a esta chica no le falta misterio ;) vos me entendés...

me encantó :) está increible el texto, y las imágenes y sonidos a las qe llevan tus palabras...

un beso bonita! :)